Libro de familia tiene los días contados

A partir del 30 de abril, los registros españoles dejarán de tramitar en formato físico este documento para dar paso a su versión digital. Los tramitados hasta ahora no pierden su validez, se pueden seguir utilizando como hasta ahora, pero ya no se entregarán más en papel. La tecnología vuelve a ganar terreno sobre el papel.

La reforma cambiará de arriba abajo la concepción de nuestro registro actual, facilitando al ciudadano la consulta y acceso, desde cualquier lugar, de este tipo de información.

!Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.